Puertas que se abren, puertas que se cierran

Desde que comenzamos a trabajar en este proyecto documental se nos han abierto más puertas de las que se han cerrado, lo que nos llena de felicidad….pero son muchas más a las que tendremos que llamar de aquí hasta el final. Lo sabemos y lo afrontamos con ilusión.

Al margen de salir con la cámara repasando preguntas, localizaciones, colocando focos, soportando una pértiga, tomando bocadillos y cervezas urgentes…todo eso que tanto nos gusta…es necesario remangarse para transitar las tuberías de las instituciones, los mecenazgos, de la industria musical o de los medios de comunicación.

Cada paso es una batalla que libras y una sabrosa victoria. Desde cada VHS que los músicos están a bien prestarnos y que hay que convertir, deseando que dentro haya un documento revelador, hasta los negativos que nunca llegaron a rebelarse y que ahora toca positivizar….cada visita a una discográfica o cada llamada al medio de comunicación que no sabe que tiene algo en su archivo que para nosotros es un tesoro…cada encuentro con algún protagonista que sigue dando sentido a la historia que va tomando forma en nuestras libretas de arqueólogo.

Todo ello es el trabajo de fondo que hacemos cada día desde hace muchos meses. Extenuante a veces, pero enriquecedor.

En ello estamos cuando parece que no estamos, con el convencimiento de que, cuando todo haya acabado tengamos una pequeña historia detrás de cada segundo de la película.

Knock, knock!!!!

Anuncios